Acerca de
este proyecto

BTC TouchPoint es un proyecto en desarrollo que queremos hacer lo más útil posible. Sus comentarios son muy importantes.

Facilitar el aprendizaje

library, books, dublin-2507902.jpg

Caer en la madriguera del conejo Bitcoin es una sorpresa realmente gozosa. Combina la adquisición de conocimientos sólidos con el encuentro de una comunidad bastante singular:

El periodo 2017-2022 ha sido testigo de una explosión de contenidos de alta calidad publicados en internet. Cada día hay más y más y ¡se hace complicado estar al día de todo! He pasado miles de horas mirando estos recursos. Y he pensado que sería útil ahorrar a los recién llegados el tedioso esfuerzo de clasificarlos ofreciéndoles una selección de contenidos destacados y algunos consejos sobre cómo engancharse a este aprendizaje bastante denso.

Se preocupan por el futuro de la sociedad, aprecian la unidad familiar y consideran sagrada la naturaleza. Prefieren las inversiones a largo plazo y respetuosas con la naturaleza a las empresas depredadoras que buscan beneficios a corto plazo. Como reconocerá, no es exactamente la imagen que ofrecen los grandes medios de comunicación. Como descubrirá, los bitcoiners son un rayo de esperanza en el actual túnel oscuro que atraviesa el mundo.

Arrival - fuente de inspiración

El director canadiense Denis Villeneuve -Dune (2021), Blade Runner 2049 (2017), La llegada (2016), Sicario (2015), Prisioneros (2013), Enemy (2013) e Incendies (2010)- ha creado una auténtica obra maestra con Arrival, esta sobrecogedora película de ciencia ficción. Paisajes atemporales, una banda sonora inquietante y una trama que se desarrolla lentamente, revelándonos sutilmente una inteligencia delicada, universal y amorosa.

Arrival (originalmente titulada First Contact, es decir, Primer Contacto) cuenta la historia de un nuevo paradigma que se abre a la humanidad. Los dos protagonistas, un lingüista y un matemático, son llamados urgentemente para descifrar el lenguaje extremadamente críptico de unos extraterrestres que han venido a nuestro encuentro. Tras varios contactos con estos visitantes, empiezan por fin a recomponer el rompecabezas.

Inmersa en el análisis de los logogramas, la lingüista experimenta una maduración cognitiva y psíquica. Su percepción del tiempo se amplía radicalmente y descifra el código. En todo el mundo, los expertos unen sus fuerzas y se maravillan del regalo que este habla representa para la humanidad. Este lenguaje cambia nuestra visión del mundo y nos trae la paz.

Los paralelismos entre Arrival y nuestro encuentro con Bitcoin son asombrosos. En resumen, cuando caemos en la madriguera del conejo nos sorprendemos al descubrir lo poco que sabemos sobre el dinero. Descubrimos que es una de las primeras formas de lenguaje y que Bitcoin es su expresión más avanzada. Cuanto más nos adentramos en la madriguera del conejo, más cambia nuestra "preferencia temporal": nos dedicamos a actividades más significativas y abandonamos los patrones de consumo que buscan la gratificación instantánea.

Hay similitudes en los procesos de aprendizaje, como los múltiples puntos de contacto necesarios para empezar a abarcar la complejidad del lenguaje, el nuevo paradigma que abre esta comprensión y todos los beneficios que se derivan de ella individual y colectivamente. ¡Bitcoin trae esperanza!

Sobre mí

Al final de mi adolescencia, era aficionado al windsurf, adicto a Civilization II y fan de Bob MarleyBob Dylan, y Pink Floyd.

Dejé la universidad con la mente más bien cartesiana de un ingeniero. Durante un tiempo, me fascinaron las novelas de ciencia ficción, los libros de divulgación científica y las conversaciones entre David Bohm y Jiddu Krishnamurti, soñando con asistir a una auténtica revolución científica a lo Kuhn.

Nunca pensé que experimentaría el enorme cambio que está provocando Bitcoin. Realmente está sucediendo a nuestro alrededor: las instituciones se están transformando gradualmente, al igual que nuestros comportamientos, mentalidades y cultura en general. Y, por increíble que parezca, ¡todos podemos participar activamente en este cambio esperanzador!

A lo largo de mi carrera en el sector de la llamada "ayuda al desarrollo", he contribuido a numerosos proyectos destinados a mejorar de forma sostenible la vida de las personas, la mayoría de las veces a través de la investigación y la evaluación, la creación de asociaciones y la formación.

Descubrir y examinar nuevos contextos institucionales y culturales, analizar las condiciones necesarias para una mejora sostenible de los servicios básicos en zonas rurales y urbanas, o en barrios de chabolas: este trabajo ha resultado sumamente enriquecedor en muchos sentidos. Las realidades del terreno me han permitido desarrollar mis mapas mentales y he podido trabajar con personas de distintos orígenes, competentes y honestas.

Como evaluador de programas, sin embargo, he llegado a apreciar la cuestionable eficacia y sostenibilidad de muchas de estas iniciativas. Las modalidades de intervenciõn de estos programas enmarcados en acuerdos bilaterales o multilaterales apenas parecen permitir aprovechar los verdaderos resortes y dinámicas endógenos del desarrollo.

Desgraciadamente, cada vez con más frecuencia la agenda de los donantes está reñida con las necesidades prioritarias de las llamadas "poblaciones beneficiarias". A pesar de las mejores intenciones y de todas las competencias que reúne, este sector se esfuerza por aprender de las limitaciones sistémicas de sus acciones. De forma gradual pero segura, llegué a cuestionarme la utilidad de mi implicación en este sector.

Me puse en marcha en busca de una estrategia de salida, pero no fue una puerta de salida lo que encontré, sino una madriguera de conejo, en la que caí durante mi 2º contacto (touchpoint) con Bitcoin. Consumo glotón de cientos de horas de vídeos, en particular los del incomparable Andreas Antonopoulos.

A medida que pasaban los meses y se acumulaban los datos que ponían de manifiesto la relevancia económica, social y medioambiental de Bitcoin, ¡lo tuve claro! Mi estrategia de salida era apoyar el proceso de adopción de Bitcoin. A pesar de todos los riesgos que implicaba, sobre todo en términos de reputación.

Oportunidades como ésta no se presentan muy a menudo, por lo que era urgente mantenerme fiel a mis convicciones, ya que Bitcoin ofrece una respuesta tangible y eficaz a los objetivos humanitarios, medioambientales y de desarrollo socioeconómico que estaban en el centro de mi vocación inicial. ¡Y tenemos tanto que aprender de Bitcoin en materia de transparencia, rendición de cuentas y gobernanza!

contact us !